CREER es CREAR

14022164_1171425519583071_2696190694596246143_n

Nuestros PENSAMIENTOS determinan nuestros ESTADOS de ÁNIMO: los pensamientos POSITIVOS nos hacen sentir BIEN y los NEGATIVOS nos hacen sentir MAL.

Atraemos a nuestras vidas -de una manera “milagrosa”- el tipo de situaciones que simplemente REFLEJAN nuestros estados de ánimo más frecuentes.

Aunque creas que es inevitable que ante una situación desagradable aparezcan pensamientos negativos, SIEMPRE estamos ELIGIENDO lo que pensamos (aunque sea inconscientemente).

La vida está llena de situaciones complejas, sin embargo, podemos aprender a sentirnos plenamente bien en medio de todas ellas, aunque no estén resueltas.

Los problemas son valiosas oportunidades de crecimiento, los conflictos nos enseñan a madurar y las pérdidas nos muestran nuestros apegos.

En lugar de condicionar tu FELICIDAD a factores externos, CULTIVALA en tu interior.

Y si vas a observar tu entorno selectivamente, en lugar de subrayar lo negativo, concentrate en TODO lo BUENO que el Presente tiene para cada uno de nosotros.

NO SE TRATA DE ORAR… de enviar pensamientos positivos o rezar si no aprendimos a hacerlo desde un profundo desapego.

Allí donde ponemos nuestra mente y nuestras emociones está nuestro poder de crear. Y qué crees que estás creando si te enfocas en “evitar” la violencia, las guerras o la injusticia?

El universo no reconoce palabras: lee emociones y pensamientos.

Por lo tanto, no comprende cuando dices “te ruego”, “te pido”, “te agradezco”. Mucho menos entiende la palabra “NO”.

Lo que sucede entonces es que entras en sintonía con aquello en lo que te estás enfocando: Si rezas para que se terminen las guerras, te estás enfocando justamente en aquello que deseas evitar, y le estás agregando un componente poderosísimo: tus emociones!!

La gran mayoría de las personas, al rezar, pedir, orar, lo hace vibrando en el miedo.

El pensamiento + el sentimiento de carencia (Ej: “nos falta paz, salud, dinero y temo por ello) hace que ESA realidad que tanto temen se manifieste aún con más fuerza porque le están dando entidad al enfocar la energía ahí.

EL SECRETO es quitarle PODER a eso que tanto te preocupa.. Afirmar que la realidad es tal como soñas que sea, sin poner el centro de tu atención en aquello que queres cambiar, sino en lo que SÍ queres que ocurra.

Somos seres creadores…y allí donde ponemos nuestra energía estamos gestando realidades.

Cuál es el problema con identificarse con el dolor?

Generar más dolor!!! Porque allí donde pones la atención y la emoción, estás creando. (Esto tiene todo un marco teórico en la física cuántica.)

Sin embargo, nuestra esencia humana hace que nos resulte casi inevitable vernos en ese otro que sufre. Y no hay nada malo ni bueno en eso. Simplemente ES.

Nada de lo que sucede es bueno o malo. Es nuestro intelecto el que le pone el rótulo y lo encasilla, sobre la base de nuestras propias vivencias y las memorias emocionales.

Pero es de humanos juzgar…y es uno de los mayores desafíos aprender a aceptar la realidad como lo que ES y no como lo que interpretamos de ella.

Así, ante situaciones en las que muchas personas son vistas como “víctimas”, muchos discuten si está bien o mal sentir compasión por los hermanos que experimentaron alguna forma de violencia, en un intento de encontrar víctimas y victimarios; y sin comprender que no se trata de juzgar, sino de tomar consciencia de la única verdad detrás de todo esto: SOMOS UNO.

No te quejes. Cuando reclamas, tal cual un imán, atraes hacia vos toda la carga negativa de tus propias palabras. La mayoría de las cosas que andan mal, comenzaron a materializarse cuando nos lamentamos.

No dejes que interferencias externas se acumulen a tu vida diaria. Liberate de rumores, comentarios maliciosos y gente deprimida. Eso es contagioso…

Sé intuitiva/o. Sintoniza con gente positiva.

El poder de las palabras

Cuidado con la palabra “PERO” que niega todo lo que viene antes.

Cuidado con la palabra “INTENTAR” que presupone la posibilidad de fallar.

Cuidado con “NO PUEDO” que da idea de incapacidad personal.

Cuidado con las palabras “DEBO”, “TENGO QUE” o “NECESITO”, que presuponen que algo externo controla tu vida.

Habla siempre en positivo y en tiempo presente.

Ajusta la percepción, a la frecuencia más alta que puedas alcanzar.

Cuando alcanzas una percepción que vibra con tu frecuencia más alta, todo tu Universo “encaja” con esa percepción.

Podés elegir, cómo Percibir.
Podés crear TU realidad.

Cuando logremos generar una masa crítica que así lo sienta, habremos cambiado el mundo.

Maria Rita Scirica – ritascirica@gmail.com

Categorías:Sin categoría

Para recibir una respuesta más rápida, por favor comunícate a través de CONTACTO

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s