¿Luchar o dejar fluir?

Resultado de imagen para camino de salida fluir

Mucha gente se une a grupos o marchas de “lucha contra X” con la creencia de que le sirve para resolver el (supuesto) problema.

La verdad es que concentrar esas energías en una protesta masiva o en una reunión de personas que se juntan básicamente para quejarse de algo, lo único que logra es darle entidad y poder a ese “algo”.

Tu vibración te alínea con otros que vibran igual. Y si buscas un grupo para quejarte de algo, quizás todos sientan un aparente alivio en el momento en que sueltan la bronca o angustia, pero a corto plazo el resultado es una multiplicación de aquello por lo que están quejándose porque están incrementando la energía en torno a ese asunto.

La prueba más evidente de esto la estamos teniendo en Argentina con cada marcha del movimiento “Ni una Menos”. Sistemáticamente en los días siguientes aparecen mujeres víctimas de diversos tipos de violencia.

Y ese es solo un ejemplo de los cientos de miles que suceden en el mundo.

Tantas ONG que se crean con la esperanza de generar respuestas y soluciones a necesidades que en definita y en realidad solo existen en la mente. Y que en lo concreto resultan ser grupos de personas que comparten ciertas creencias y canalizan sus miedos y enojos dando lugar a una masa energética muy poderosa, que solo logra crear “más de lo mismo”.

Allí donde pones tu energía y tu atención, estás creando.

Si querés cambiar tu realidad, comenzá por cambiar tus creencias.

Enfocate en lo que querés ver, no en lo que te molesta o te duele.

Y tenés que saber que aquello que llamas “problema”solo existe en el nivel de la mente y está relacionado directamente con la forma en que percibís el mundo.

La salida de tus conflictos no es por el mismo lugar que entraste (de esa manera volvés al punto donde estabas al generarlo y no resolvés nada). Esto es como un agujero negro, que por agún lado (agujero blanco) expulsa lo que absorbió.

Así que la salida es hacia adelante. Y la clave está en tu mente.

Si cambias lo que crees, cambias lo que creas.

Para cambiar algo es necesario accionar, no reaccionar. Las marchas o cualquier tipo de actividad en la que el foco sea la protesta, son reacciones que no conducen a ninguna meta.

En esos casos la energía es densa, de oscuridad, y se alimenta de tu propia LUZ.  Pensá que podrías usarla para sintonizar con situaciones y personas que  te ayuden a expandirla.

ACCIONAR es dar esos pasos necesarios para poner en funcionamiento o movimiento un mecanismo que te permita acercarte a tu objetivo.

Así que si estás buscando un cambio en tu vida o en el mundo, en lugar de “pensar” en el problema o buscar más gente que sienta que el problema es real, establece acciones que te vayan llevando paso a paso a ese propósito.

¡Conecta con tu certeza y cambia de sintonía!

Categorías:Sin categoría

Para recibir una respuesta más rápida, por favor comunícate a través de CONTACTO

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s