Sin categoría

Las 3 claves de la felicidad

No es la primera vez que os hablo de felicidad. Es una palabra que siempre tengo en mente y determina cada acto de mi vida. Y últimamente vengo pensando en cuáles podrían ser las claves de la felicidad -y leyendo mucho sobre esto.

Todos sabemos que la felicidad no la da el dinero, ni las posesiones, ni siquiera el éxito. Nada de eso nos traerá la felicidad. No importa lo mucho que ganamos, no importa lo mucho que tenemos en el banco, no importa la calidad de nuestra ropa o automóviles o juguetes, nada de eso nos hará más felices. Y lo triste es que, a algunas personas,  les puede llevar décadas de búsqueda de riqueza y lujo antes de darse cuenta de esto.

Entonces, ¿qué nos traerá la felicidad? He llegado a la conclusión de estas tres claves.  Por suerte, son tres cosas que no cuestan nada.

Las 3 claves de la felicidad

1. Relaciones humanas de calidad.

Tenemos una necesidad humana de relacionarnos con otros seres humanos. Tener buenas amistades, de apoyo, una relación de pareja sólida  y tener una conexión amorosa e íntima con los miembros de nuestra familia nos hará mucho más felices.

¿Cómo conseguirlo?  Dedica un tiempo a tus seres queridos, escúchales activamente y desarrolla tu relación con ellos. Aprende a comunicarte con ellos de forma asertiva, practica la empatía y el perdón. Sé generoso y agradecido.

2. Tener una actitud positiva.

Ya sabéis que soy una gran defensora de la actitud positiva. El optimismo y la autoestima son algunos de los mejores indicadores de las personas que llevan una vida feliz. Las personas felices se sienten capaces de conseguir cualquier cosa y se sienten en equilibrio en sus vidas.

¿Cómo conseguirlo? Ya os conté 20 trucos para ser una persona positiva, aunque la clave está en hacer del pensamiento positivo un hábito. De hecho, creo que debe ser uno de los primeros hábitos a desarrollar. Adquiere el hábito de aplastar todos los pensamientos negativos y reemplazarlos con los positivos. En lugar de “yo no puedo” pensar “yo puedo”. Puede parecer difícil al principio, pero por experiencia sé que poco a poco se consigue.

.3. Ponerle pasión a todo.

Estamos tan inmersos en nuestra rutina diaria que perdemos la noción del tiempo. Llega un momento que hacemos cosas que no nos conduce a nada, estamos con personas que no nos aportan, perdemos la chispa de la vida… Esta vida de autómatas no nos ayuda a ser felices.

¿Cómo conseguirlo?

  • Lo primero de todo: encuentra un trabajo que te apasione. En serio,  este es un paso muy importante. Si tu trabajo no te apasiona, ponte ya a buscar otro.

  • Practica aficiones que te apasionen.

  • Sal  a la calle y haz algo que realmente te enganche.

  • Disfruta del momento, del ahora, de cada atardecer, del calor, de una sonrisa…

  • Ponle pasión a todo lo que hagas: cuando estás con tus hijos, cuando haces deporte, cuando te alimentas…. Focaliza tu atención en lo que estás haciendo.

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

Benjamin Franklin

Inma Torres

Deja un comentario