No quiero palabras bonitas, quiero un amor que me inspire y me enseñe

AmandaAndJeremy_01

Muchas buscan un príncipe azul, ese chico romántico que te cante desde el balcón y te traiga desayunos y flores. Otras un gran “macho”, fuerte y que sea lo suficientemente grande para sostenerte y derribar todo lo que se venga en contra. Hay quienes quieren una mezcla de ambos, o todo lo contrario, o bueno, las opciones son infinitas en verdad. Hay tantos sueños como estereotipos de hombres, y así comenzamos a soñar en cómo será nuestro “hombre ideal“.

Pero yo no. En verdad, no quiero hacerme ninguna idea, ni de cómo debe ser o cómo se debe ver. No me importa si es débil, fuerte, musculoso o muy delgado, si le gusta el rock o la poesía, si pretende ser quien me salve de algo o solo me guiará con sus palabras. Prefiero esperar y ver, las expectativas pueden arruinar la sorpresa, ¿o no? Sí hay algo que me imagino, o más que eso, quiero en el hombre de mi vida. Algo que creo que tengo hoy, y que espero que siga pasando siempre.


No pido ramos de flores, ni poemas todos los días, ni fuegos artificiales saliendo de su cabeza. Quiero inspiración.


Quiero un hombre que me haga sentir que todo es nuevo con él. Que cada día sale de lo rutinario y aburrido, para sorprenderme con pequeños detalles. Alguien que esté abierto a nuevas experiencias y aventuras, a aprendizajes, a salir de lo cotidiano e vez en cuando, a arriesgarse en todos los sentidos que ello puede significar. No halo de todos los días leer un libro sobre ciencia o explorar el bosque que está a las afueras de la ciudad… no es necesario eso para lograr lo que busco.

Que con solo mirarlo, sepa que estoy conociendo un mundo nuevo. Y para notar eso, no puedo tener prototipos en mi mente. Quiero sorprenderme, y aprender de esa persona que estará frente a mí. No bastan los lindos gestos y palabras, aunque si van de lado, genial. Pero es más que eso. Y que él también pueda sentirse así conmigo.

Que cada día sea un despertar distinto, solo por le hecho de estar juntos y que estamos aprendiendo algo nuevo del otro, conociendo otro lado, observando nuevas inquietudes. Y de esa manera, crecer. No quedar solo en los besos, abrazos y formalidades de una relación. Que mi mente explote cada día que lo conozco más, y que me motive para ser una persona mejor de la que fui ayer.


I n s p i r a c i ó n. Suena como mucho, pero en verdad no lo es. Es algo pequeño, pero que empapa todo lo que eres. Porque creo que hoy, he encontrado todo esto en mi amor.

Valentinne Rudolphy

Categorías:Sin categoría

Para recibir una respuesta más rápida, por favor comunícate a través de CONTACTO

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s