Sin categoría

Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres

6a25d4a4b4fde2c9248f133e3435ae8e

Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres

Al vaciarnos de tantas preguntas y respuestas, que la mente incansablemente busca y responde, descubriremos que la Verdad se halla lejos de ella, porque la Verdad se muestra en cada cosa, y se halla en la chispa donde mora la Luz que resplandece dentro de nosotros mismos y si tan solo, nos dejamos Ser, entre los ruidos y movimientos de las olas del mar de la vida, podemos llegar al punto, en el que nos convertimos en la única realidad que habita en la eternidad silenciosa, experimentando la presencia del Amor en una chispa individual.

Es por eso que, cuando quieras conocer la Verdad, habrás de ahondar en ti mismo, tanto como para no escuchar tus propias ideas y así llegar, según sea permitido  al sentido por lo cual nos hemos materializado.

En cada Ser se puede vislumbrar la presencia de la Gran Luz Infinita, no obstante, si no vemos lo más profundo de las cosas, difícilmente podremos ser conscientes que está ahí.

La verdad de cada alma reside en los actos simples y amorosos, en la luz que alivia la mente confundida, en la palabra que acompaña, y en la sublime mirada que anima al que camina en frustración. Cuando amas sinceramente, sin medidas, sin reparos, aunque tu misma mente no se dé cuenta, estas conociendo la Verdad siendo el alma luminosa que en silencio expresa lo que Es.

Comprendiendo el secreto de lo que Es, en esencia el Amor que nace de la Chispa Divina en la tierra, el buscador de la Verdad puede comprender el propósito por el cual la Gran Luz se ha hecho carne en cada uno de los seres.

No hay otro sentido en la vida que estar aquí y ahora, siendo una Presencia Consciente que proviene de un Origen silencioso, que, lejos de ser invisible, permite verse en tantos seres, cuando dentro de ellos nace la fuerza Intima del Amor.

En la vida no nos damos cuenta que, cuando amamos desde las profundidades de nuestra alma, somos la verdad que nos hace libres, más auténtica de nosotros mismos, porque somos la presencia de la verdad que se revela en silencio.

El libro de la Vida Eterna que contiene la Verdad se abre al corazón sencillo.

Cuando el Ser eleva su corazón hacia el rostro de la Luz, por fin recuerda, finalmente, que no hay más Verdad en el hombre que su esencia y  ésta es llamada Amor.

Amor es libertad y libertad es Amor…

Conocer la Verdad escrita en nuestro propio Corazón, nos hará libres de Ser una expresión Divina.

Deja un comentario