Sin categoría

Alineando con la Gran Fuerza Akashica

 

La cristalización de nuestro nuevo holograma avatar requiere que cambiemos nuestra manera de pensar para que la consciencia dual pueda convertirse en multidimensional.

Un gran impedimento para lograrlo, proviene de nuestros filtros sensoriales distorsionados, originados en nuestras experiencias desagradables del pasado. Es un hecho, la memoria altera enormemente la percepción. A menudo nos coloca en círculos de criticismo de sabotaje en donde la misma información del pasado ejerce su influencia para que el mismo fenómeno ocurra en el presente.

Otro gran obstáculo para poder liberarnos de la prisión de percepción es un sentimiento de duda profundamente incrustado. A pesar del deseo, dedicación y esfuerzo sincero de purificar nuestro ser, muchos de nosotros aún estamos arrastrando la cadena y el grillete del enigma humano que nos limita.

¡Ustedes son Dioses! Intelectualmente podemos entender lo que eso significa. ¿Qué es entonces lo que nos impide alcanzar verdaderamente nuestra omnipresencia en todo su esplendor personificado?

Unas de las mayores razones son el presentimiento y la duda que acechan en las grietas profundas de nuestra matriz de energía fácilmente influenciable. Sin importar que tan ceñidos o sueltos estén entrelazados los hilos de la duda, es la vía rápida que garantiza el regreso a la cárcel sofocante de la limitación.

De dónde, ¿de dónde surge toda esa zozobra de la duda? 

El Campo de la Memoria del Éter

En nuestro proceso de morfogénesis, estamos descubriendo que los campos de memoria opresores deben ser despolarizados para liberar las formas distorsionadas en que percibimos la realidad.

Esto se ve apoyado por nuestra salida de los campos que definen la conciencia de las masas, los cuales operan desde una matriz de código de tiempo de la memoria acumulativa, sustentando así el guión corporal degenerativo.

Muchos de nosotros estamos haciendo esfuerzos extraordinarios para eliminar la red de estrés morfogenética y así anular los valores predeterminados de la memoria interna del cuerpo. Estamos modernizando nuestro sistema retroalimentador de comunicación y asegurándonos de dar señales claras a nuestro cuerpo mediante la adhesión a una nueva resonancia colectiva que no se deje llevar por la fuerza de la consciencia ligada a la materia.

¡Ah!  Y como si eso no fuera suficiente, vamos a ir aún más allá:

Hay, además, otro campo de memoria que ejerce una enorme influencia. Todo lo que existe viene de este campo cuántico que parece ser la base sobre la cual se moldea nuestra realidad física.

Se puede describir como el recipiente etérico que contiene la huella de vibración de cada pensamiento, sentimiento, palabra y acción expresada por cada Alma individual que haya encarnado en la Tierra. Muchos le han dado a este espacio el nombre de ‘Akásico’, se asemeja a una especie de base de datos de información de energía que, de hecho, puede ser leída por los más astutos.

Para quienes no estén familiarizados con este término, ‘akása’ es una palabra proveniente del sánscrito y significa substancia primordial a partir de la cual se forman todas las cosas. Es otra forma de decir ‘éter’ como fuerza de vida universal.

La mención de los Registros Akásicos se puede reconocer en muchas culturas y religiones antiguas, incluyendo los egipcios, oráculos griegos, mayas, los sabios del Himalaya, la Biblia cristiana, budistas tibetanos, sufís y místicos chinos y personalidades psíquicas, tales como Nostradamus, Edgar Cayce, Helena Blavatsky, Rudolf Steiner, Dion Fortune, Manly P. Hall y Alice Bailey, entre muchos otros.

Es en esta bóveda de éter impreso en donde un número creciente de ‘videntes’ se están apoyando para dar su ayuda a quienes verdaderamente desean entender más a fondo los desafíos de la vida. A menudo, los registros revelan áreas específicas o algunas asociaciones del pasado que aún se está repitiendo en el presente, debilitando el deseado progreso del Alma.

Re-polarización de la Bóveda Akásica

Mientras la reedificación arquitectónica de la energía de la Tierra continúa, la polaridad electromagnética está cambiando para satisfacer el ascenso dramático de las frecuencias vibratorias. Las rejillas que están sosteniendo la vulnerable construcción de la tercera dimensión se están colapsando, permitiendo que la substancia etérea tenga un efecto más pronunciado.

Este cambio facilita el camino para la transición de la humanidad en una resonancia armónica, la cual se alimenta de un nuevo modelo de instrucción morfogenético para una vida multidimensional, en donde lo ‘paranormal’ se convierte en el status quo.

Además, contribuye al gran desbloqueo que tiene lugar dentro de los campos que contienen los registros planetarios, incluyendo muchos lugares sagrados que se han sellado a propósito, hasta que llegue el momento en el que los códigos sostenidos y el conocimiento relacionado con ellos puedan beneficiar de forma segura a la raza humana.

Estos enormes depósitos y recintos de registros globales se están revelando, tanto físicamente como, a través de los portales de nuestra conciencia en expansión.

Todo este desbloqueo y re-calibración subsecuente de los campos de energía, está poniendo en movimiento una re-polarización masiva de la Célula de Registro planetaria, en donde la substancia akásica mantiene todos los registros etéricos de impresiones del pensamiento y sentimiento humano.

Esas huellas se muestran como bandas etéricas dentro y alrededor del planeta, incluso en nuestra propia matriz corporal la cuál se propaga como una superposición holográfica de información. Los campos electromagnéticos y gravitacionales son los medios sobre los cuales esas bandas de energía pueden grabar la información.

Durante ciertos periodos, la Tierra, por así decirlo, ha sido puesta en cuarentena, aislada del resto del sistema galáctico, debido a su densidad y a su mentalidad colectiva muy rezagada. Ahora, como parte de nuestra integración en un cuerpo celestial evolucionado, se está produciendo una división en el registro principal e interfaz de almacenamiento de la Tierra. Eso involucra una depuración monumental de las bandas de la substancia akásica que envuelven el planeta, esto con el fin de filtrar y remover la discordia proveniente de la acumulación de impresiones tóxicas.

Así como se toma mucho tiempo para encender una computadora con muchos archivos en el escritorio, algo muy similar sucede con el cuerpo Terrestre al yuxtaponer dimensiones. Se requieren campos de información mucho más ligeros en los que se pueda dar total acceso a la convergencia de multinivel.

Mientras que las impresiones se están grabando de forma indeleble, ciertos registros se están reclasificando para remover su ‘carga’ activa y así alejarlos completamente de la adhesión electromagnética que los une al planeta, promoviendo así una realidad impulsada por el karma. Esto, a la larga, terminará con el karma y el implante central del sufrimiento.

Esto está afectando completamente la curva de continuidad del tiempo-espacio, incluyendo el orden cronológico y realidades paralelas que no contribuyen al futuro avance de la Tierra. La situación se va a tornar realmente intensa mientras esos registros se estén limpiando. Ya estamos presenciando esos enormes niveles de escenarios extremos que van desde conflictos y abuso hasta tormentas que superan los límites en todos los niveles del barómetro de polaridad.

Ahora, aplica todo esto a tu propio holograma de energía personal. Las cosas pueden desquiciarse de tal forma que no tienen sentido, tal vez pensaste que ya habían desaparecido de tu vida. Adicionalmente, muchos de nosotros somos utilizados por el colectivo como canales de transmutación. Maniobrar a través de esta exposición de energía, es parte de nuestro dominio en ser simplemente testigos, manteniendo nuestro centro estable. Ecuanimidad es una habilidad crítica que debemos tener en este momento.

Para Simplificar…

Vamos a resumir, en términos metafóricos, el registro planetario principal y su biblioteca salvaguardada están recibiendo una modernización substancial. Esto significa que TÚ también recibes esa modernización.

Esta delicada restauración está removiendo completamente la causa, registro y memoria fundamental que mantiene los extremos de la percepción dual en movimiento perpetuo.

Todos los registros valiosos de la librería, serán catalogados como uno con el Grandioso Akásha y los cristales de registro del Universo el cual es un reino certificado por el amor universal y a través del mismo y está disponible para las Almas que están avanzando en la conciencia multidimensional de la Nueva Tierra.

Todos los registros dañados y destrozados se pondrán completamente fuera de circulación y serán puestos en cuarentena para prevenir que sigan esparciendo enfermedad. Esto erradicará la conexión con el karma.

La tecnología de la nación estelar es la que está asistiendo en este proyecto sumamente sensible de auditoría y reclasificación de los registros.

Gaia, como un cuerpo Terrenal ascendente, únicamente está manteniendo en circulación lo que vibra en amor y benevolencia, además de traer apoyo al aspecto genético de la raza en evolución. Aun cuando vagamente podamos imaginar la inmensidad de lo que esto realmente significa así como lo oportuno de la situación, ¡ésta es una noticia colosal!

Esto nos está liberando de la cadena y el grillete que nos persigue misteriosamente, manteniéndonos unidos a un dilema inexplicable de limitación. Efectivamente, nos estamos moviendo a través del velo mientras la Gran Fuerza Akásica viene a encontrarnos en el campo del Amor Divino.

Deja un comentario