Ser feliz sin sentirse culpable

Tenemos la falsa creencia que el darnos prioridad emocional con respecto a las demás personas nos convierte en egoístas, nada más lejos de la realidad. Para encontrar la armonía en nuestras relaciones personales primero debemos desarrollarla en nosotros mismos. No podemos dar aquello que no tenemos.

El pensar y ayudar a los demás a potenciar su bienestar está bien, siempre y cuando no nos olvidemos del nuestro. Somos los únicos dirigentes de nuestra vida, por tanto no podemos vivir la de otros.

No debemos dejar de hacer lo que nos satisface por complacer al otro, primero porque nos convertimos en nuestros propios enemigos y segundo porque creamos relaciones de dependencia donde la otra persona se ve limitada a desarrollar habilidades y capacidades emocionales que le hagan ser autónoma. Dar y recibir deberían conformar una balanza equilibrada.

No se puede suplir la falta de amor propio por el amor de los demás. Nosotros tenemos que ser la base emocional que construya relaciones sanas. ¿Cómo pretendemos que nos valoren y respeten si no lo hacemos con nosotros mismos ?

Para recibir una respuesta más rápida, por favor comunícate a través de CONTACTO

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s