El poder de las afirmaciones

Cuando haces afirmaciones abandonas el papel de víctima. Ya no te sientes impotente, y reconoces tu propio poder.

Una afirmación es un punto inicial, algo que abre el camino. Por medio de ella dices a tu subconsciente: «Asumo la responsabilidad me doy cuenta de que puedo hacer algo para cambiar». Si repites a menudo una afirmación, estarás listo para dejar que lo que sea suceda, y la afirmación se volverá verdad, o se abrirá ante ti un camino nuevo. Quizá tengas una idea brillante o un amigo te llame para decirte: « ¿No has intentado nunca hacer esto?», y te verás guiado a dar el paso que te llevará al cambio.

Las afirmaciones proporcionan a tu subconsciente algo sobre lo cual se pondrá a trabajar en el momento.

Por ejemplo la Afirmación: “Estoy abierta y receptiva” te llevará a lo desconocido, a lo nuevo, es decir a nuevas posibilidades.

Cuando hacemos afirmaciones creamos lo bueno en nuestra vida, pero si alguna parte de nosotros mismos no cree que seamos dignos de ello, nuestras afirmaciones no se harán realidad, entonces seguramente diremos: «Las afirmaciones no funcionan», pero eso no es cierto. Si no conseguimos lo que queremos es porque no creemos que nos lo merecemos.

Debemos tomar conciencia de qué es lo que creemos.

Fragmento: Pensamientos del corazón. Un tesoro de sabiduría interior. Louise L. Hay

 

Afirmación positiva: “Hoy comienzo una nueva vida” (Para leer todos los días)

Cambiaré mi piel que ha sufrido durante tanto tiempo el fracaso y la mediocridad. Hoy nazco de nuevo en un lugar en donde reina la abundancia. Recogeré los mejores frutos sembrados por los más sabios que estuvieron antes que yo, de generación en generación.

Hoy atraeré sobre mí el éxito y una nueva vida me espera. La carrera que he escogido está llena de oportunidades. Hoy no fracasaré como aquellos que se quedaron solo en sus sueños. En mi naturaleza no está incluido el fracaso. El fracaso es ajeno a mi vida.

En el pasado lo acepté como acepté el dolor. Ahora lo rechazo y estoy preparado para abrazar la sabiduría. Me dirijo ahora hacia la felicidad, la riqueza resplandeciente y la justa posición que me merezco.

Practicare el arte de la paciencia, porque la naturaleza no procede jamás con apresuramiento.

Aunque carezco de la experiencia, poseo un instinto superior que me conduce. Alcanzaré mis metas en la vida y no admitiré el fracaso. Adquiriré nuevos hábitos en lugar de los antiguos, disciplinándome a mí mismo para lograr el cambio. Diré en voz alta mis metas y mis propósitos para así materializar mi intención.

Comenzaré a despertar todas las mañanas con una vitalidad que no he conocido nunca. Mi vigor aumentará y mi entusiasmo se acrecentará. Mi deseo de enfrentarme con el mundo dominará a todos los temores que antes me asaltaban al amanecer. Y seré más feliz de lo que jamás había pensado que fuese posible en este mundo de luchas y dolor.

Me hago el solemne juramento de que nada retardará el crecimiento de mi nueva vida.

La sabiduría nos enseña que todo lo que ocurre en esta gran obra de teatro tiene un profundo significado, aunque a veces por ignorancia pensemos que la vida funciona por casualidades.

Lo que vemos hoy, no es fruto de la casualidad, sino de las semillas plantadas en el pasado.

Sembremos semillas de paz en el presente y crearemos una vida de paz para el futuro.

El que tiene sabiduría vive según su propósito. Su vida da sentido a todo lo que hace.

No vive según el reloj, haciendo, sino que vive siguiendo su brújula, asegurándose de que está en el camino que le dirige hacia su destino.

Las circunstancias son como objetos, no están vivas, nosotros les damos vida.

Lo positivo es más poderoso que lo negativo. Lo positivo es lo innato, lo negativo es simplemente su carencia.

La luz existe y su ausencia es la oscuridad.

Nunca olvides que eres un ser espiritual que puedes decidir qué actitud tomar ante la vida.

Tienes un enorme potencial positivo todavía por descubrir.

Estos pensamientos te ayudarán a afrontar cualquier circunstancia de la vida con otra perspectiva.

“Me siento radiante y estoy lleno de luz y amor”

“Mi lucidez es algo natural”

“Mi vida se desarrolla con una perfección total”

“Tengo todo lo que necesito para disfrutar aquí y ahora”

“Soy el dueño de mi vida”

“Todo lo que necesito está ya en mi interior”

“La perfecta sabiduría se halla en mi corazón”

“Me siento pleno y completo en mí mismo”

“Me amo y me estimo tal como soy”

Categorías:Abraham Hicks

Etiquetado como:

Para recibir una respuesta más rápida, por favor comunícate a través de CONTACTO

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s